El Barça campeón debuta en Milán


El Barça campeón

El Barça campeón

El Barça empieza a defender título esta noche en el debut de un campeón de Europa más apasionante que se recuerda. El escenario, el Giuseppe Meazza, el rival, el Inter, y las múltiples connotaciones que enmarcan el primer partido del Grupo F de la Champions League deparan un estreno rebosante de alicientes para el espectador.

Feeling‘ es la palabra que mejor define este choque entre dos superpotencias que firmarían sin dudar acabar el torneo justo como lo empiezan hoy: jugándose entre ambos el trofeo más preciado el 22 de mayo de 2010 en el Estadio Santiago Bernabéu. Para eso quedan 12 partidos. Es el sueño público de la afición culé y también el de Samuel Eto’o, factor clave en dos de las tres Copas de Europa que adornan el Museu del Barça. Eto’o se enfrentará hoy por primera vez a su ex equipo defendiendo los colores del Inter. Será también la primera vez que el tercer máximo goleador de la historia del Barça coincida cara a cara con Pep Guardiola desde que el técnico dio salida al ‘9‘ camerunés por tener la sensación de que había que cambiar algo fundamental en su plantilla, una sensación que el propio Guardiola definió como “feeling“.

El Barça venía de conquistar un histórico triplete. Desde entonces, el equipo que dirige con mano maestra Guardiola, ya sin Eto’o, ha sumado dos títulos más, la Supercopa de España y la de Europa. Lo ha hecho con otro ariete de postín en sus filas, Zlatan Ibrahimovic. Y se da la curiosa circunstancia que el ariete sueco estrena la camiseta azulgrana en la máxima competición de clubs precisamente ante el equipo donde triunfó en los últimos años, el Inter. Exactamente lo mismo que Eto’o, pero al revés. El sorteo de la Champions League en Mónaco, a finales de agosto, fue el penúltimo capítulo de la novelesca historia de un doble fichaje, el del entonces interista Ibrahimovic por el Barça y el del azulgrana Eto’o por el Inter. Era inevitable que el debate del ‘nueve‘, tanto en Milán como en Barcelona, se avivara ante el episodio definitivo, el de esta noche. Ibrahimovic vuelve a San Siro sin complejos, dispuesto a marcar cuantos goles pueda ante su antigua afición, que aún no se sabe bien si le aplaudirá por su pasado o le pitará por su presente; dependerá del ‘feeling’ del momento. Eto’o, y eso el Barça lo sabe muy bien, es el rival más peligroso para sus antiguos clubs. No hay más que preguntarle al Real Madrid.

La carga emocional del partido tiene más elementos de indudable impacto mediático. Por ejemplo, los banquillos. En el del Inter se sienta Jose Mourinho, muy probablemente porque el Barça no se decidió a contratarle hace poco más de un año pese a haber contactado con él. En el del Barça está Guardiola, cuya elección por aquellas fechas generó un fuerte debate en el barcelonismo por su pírrico curriculum; qué ironía, visto con 15 meses y cinco títulos de perspectiva. El vínculo Mou-Guardiola viene de lejos, dado que uno era colaborador de Sir Bobby Robson en el staff técnico del Barça cuando el otro era el patrón del equipo en el césped. Por mucho que se empeñen en convertirles en el ‘yin‘ y el ‘yan‘, Mou y Pep probablemente tienen más puntos que les unen que diferencias que les separen, empezando por su fuerte personalidad, continuando con su don para motivar a grupos y concluyendo, sobre todo, en su pasión obsesiva por ganar.

Confirmado. ‘Feeling’ es, sin duda, la palabra clave del Inter-Barça. Lo será también para varios de sus actores secundarios, que alcanzarían el papel de principales si no fuera por todo el elenco que trae esta superproducción de vidas cruzadas. Lo sería Maxwell, que como Ibrahimovic vuelve al estadio que le vio ganar los últimos ‘scudetto‘. Lo sería Thiago Motta, una eterna promesa de la cantera azulgrana que tuvo una salida rara del Camp Nou y puede estar ante el año de su consagración gracias al Inter. Y lo sería incluso para Ricardo Quaresma, el ‘Harry Potter‘que fichó un primerizo Joan Laporta pero cuya magia regala solamente a cuentagotas, ahora en San Siro.

Feeling‘ vale para hoy, pero será una expresión que se quedará corta si el Barça acaba logrando su objetivo: ganar su cuarta Copa de Europa en el Bernabéu. Eso, más que ‘feeling‘, sería el ‘clímax‘.

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: