Después de ganar la Copa, la Liga, la Champions League y la Supercopa de España, ahora el cuadro catalán va al asalto de la Supercopa de Europa


Ibrahimovic puede conseguir hoy su segundo título con el Barcelona, el quinto del equipo de Guardiola.

Ibrahimovic puede conseguir hoy su segundo título con el Barcelona, el quinto del equipo de Guardiola.

El alirón en este torneo supondría, nada más y nada menos, que sumar un póker histórico que podría ampliarse a repóker en diciembre con la disputa del Mundial de Clubs en Abu Dhabi.

El secreto del FC Barcelona para elevarse tan alto dentro del panorama futbolístico nacional e internacional ha sido el trabajo, el compromiso, la solidaridad y la humildad. A esta actitud se ha unido el talento de una plantilla excepcional y un apetito por ganar tan feroz como efectivo. Y los resultados no se hicieron esperar.

La Copa se ganó el 13 de mayo, la Liga el 16, la Champions el 27 (todos estos triunfos correspondientes a la temporada 2008–2009) y la Supercopa de España el 23 de agosto (ya en el presente curso, 2009–2010). Hoy, cinco días después de levantar el cuarto título, puede llegar el quinto. Serían, pues, cinco copas en 108 días, a un promedio de un título cada tres semanas (21,6 días). Lo nunca visto por el barcelonismo, que está viviendo y gozando una época espectacular, tanto por las coronas conquistadas como por la calidad del juego desarrollado por el equipo.

Sobre el papel, el FC Barcelona parte como favorito en esta final de la Supercopa de Europa, que enfrenta al campeón de la Champions League con el de la Copa de la UEFA.

El equipo barcelonista llegará a la cita con sólo dos partidos oficiales a sus espaldas, los correspodientes a la final de la Supercopa de España, que ganó. El cuadro ucraniano lo hace después de haber disputado cuatro duelos en su campeonato doméstico, uno en la copa, dos de la fase previa de la Champions y otros dos de la fase previa de la European League. Se ha mantenido invicto en los torneos de su país, pero en los internacionales no ha dado la talla, pues no logró superar la previa para estar en la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El repóker, en cualquier caso, es una opción más real para el FC Barcelona que para el cuadro ucraniano, pues los catalanes están en una dinámica ganadora desde hace mucho tiempo y su adversario, ante la irregularidad mostrada en Europa (cayó ante el Timisora), es una incógnita. De todas formas, al tratarse de una final y disputarse a partido único, cualquier detalle puede hacer variar el esperado curso de los acontecimientos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: