Jeffren, un superdotado del fútbol y del balonmano


El club blaugrana no se lo pensó dos veces antes de pagar lo que exigía el club canario para deshacerse de él.

El club blaugrana no se lo pensó dos veces antes de pagar lo que exigía el club canario para deshacerse de él.

Es hispano-venezolano de casualidad. Tanto que sólo ha estado en Venezuela durante un mes, cuando visitó el país por vacaciones. Son sus orígenes, pero ha crecido en Tenerife. Y pese a ello, en el país de sus padres no le perdonan que prefiera jugar con las selecciones inferiores de la selección española que hacerlo en la vinotinto. Llegó a Tenerife con un año, de la mano de sus padres y junto a su hermano Efrén. Y fue allí donde se hizo futbolista, aunque también pudo ser jugador de balonmano. Eligió bien.

A los seis años, aún sin poder jugar federado, solía entrar en las segundas partes de los partidos. Los niños que tenía enfrente, dos años mayores que él, alucinaban. Los técnicos de la UD Tegueste, un club modesto de la pequeña población con el mismo nombre al nordeste de Tenerife, no querían perder la oportunidad de verlo en acción. Cuando se fue al CD Tenerife, ya como alevín, acudió junto a Efrén, con el que siempre iba de la mano. Es un año mayor, así que eran inseparables. En uno de los clubs amigos de la afición blaugrana, tenían prohibido a Jeffren que practicara ningún otro deporte que no fuera el fútbol. Los Suárez eran unos superdotados en el deporte rey, pero también en balonmano. Tanto nivel tenían que los equipos rivales a los que se enfrentaban sus amigos no los querían ni ver. “¡Vienen los hermanos!”, se la mentaban. Era sinónimo de que, aquel día, tocaba perder. Pese a las órdenes del Tenerife, tanto Jeffren como Efrén disfrutaban de su otro deporte como una afición, pero, a la vez, tenían claro que su objetivo número uno era el fútbol. Las normas no eran necesarias. Ambos ya habían elegido previamente.

Rodolf  Borrell, uno de los técnicos con más vista para las jóvenes promesas que han pasado por el fútbol base blaugrana, fue el primero en echarle el ojo. El ahora técnico de las categorías inferiores de The Academy, del Liverpool, comprobó en Zaragoza, donde la selecció catalana cadete se enfrentó a la canaria, que Jeffren tenía nivel Barça. No erró, tampoco esa vez. El problema fue convencer al Tenerife de que dejara marchar al futbolista a La Masia. Costó lo suyo. Todo el verano. Reuniones y más reuniones, conversaciones telefónicas y, al final, dinero, la eterna solución. La familia Suárez visitó las instalaciones del fútbol base blaugrana y tanto Jeffren como Efrén se incorporaron al Barça. El grande lo hizo en el juvenil A, mientras que el pequeño lo hizo en el segundo equipo juvenil. Efrén estuvo un año; su hermano aún sigue su camino. Nada más aterrizar en las categorías inferiores blaugrana, reconvirtió su posición. Mientras en tierras canarias siempre había actuado en el centro del campo, con libertad total de movimientos, en el Barça se convirtió en un extremo nato. No le ha ido mal. Tiene todas las características para ello: velocidad, potencia, regate y gol.

Sus inicios no fueron fáciles porque le costó adaptarse a la vida en Barcelona, lejos de su familia. Quien peor lo pasó fue su madre. El segundo año incluso fue peor por la marcha de su hermano. Se quedó solo y creció solo. Sus padres, desde que llegó a Barcelona, nunca han podido acompañarle de forma regular. Tienen sus propios trabajos en Tenerife. Su madre cuida de ancianos en un geriátrico y su padre es camionero. Lo más curioso es que Efrén, como también se llama su progenitor, también es su representante, algo que combina como puede. Kilómetros en la carretera y kilómetros en el aire, avión arriba, camión abajo. A Jeffren le ha costado mucho llegar al primer equipo del Barça y quiere aprovechar su oportunidad. De momento, salvo que Guardiola piense lo contrario, la está aprovechando. No volverá al filial, lo que tampoco garantiza que siga en el primer equipo. Pero igual que no se rindió en sus malos ratos en La Masia, tampoco lo hará ahora. Si le dejan, Jeffren se ganará al Camp Nou.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

3 comentarios to “Jeffren, un superdotado del fútbol y del balonmano”

  1. Luis Says:

    Varios Clubs se pelean por él: Real Sociedad y Racing de Santander se están peleando este verano por hacerse con sus servicios. De todas formas, no tendrán nada qué hacer sin Pep Guardiola, finalmente, decide seguir contando con él durante toda la temporada. El hecho de que la plantilla blaugrana sea corta puede facilitarse su continuidad. Si no es así, Racing y Barça ya han llegado a un acuerdo para que el jugador acabe traspasado. Los blaugrana podrían recomprarlo por el doble de lo que paguese la entidad cántabra este verano.

  2. la conejita Says:

    no necesito nd de eso necesita las carateristiks no saben hacer nnd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: